El mes pasado repasábamos consejos y tips para adaptar una vivienda a la llegada de un bebé, lo podéis leer aquí. Pero, y en el caso totalmente contrario, ¿qué hacemos? ¿Cómo adaptar una casa a una persona mayor cuya movilidad se ve mermada con el tiempo? En este post hablaremos sobre ello, y desgranaremos ciertos cambios clave para seguir haciendo segura la casa para todos sus habitantes.

persona mayor

Antes de hacer modificaciones

Hay que consensuar con la persona mayor cuántos cambios quiere efectuar. Mejorar su salud física no debe confrontar con la salud psicológica y emocional. Hay que tener en cuenta que, muy probablemente, la vivienda tenga un enorme valor sentimental para los dueños. Hacer cambios profundos y repentinos pueden hacer sufrir o atenuar posibles problemas mentales, ya que la salud es muy frágil en edades avanzadas.

Por esto último, no retirar definitivamente objetos que puedan tener valor personal para el inquilino del hogar. Adaptar todo de forma progresiva buscando estimular la mente de la persona mayor. Colores, olores o tactos que resulte estimulantes, ya que el anciano pasa la mayor parte del tiempo en la vivienda.

Además, no hay que esperar a que ocurra algo para empezar a plantearse estas soluciones. Hay que prevenir caídas y accidentes, no actuar a posteriori. Es necesario tener en cuenta que, las caídas a edades avanzadas, pueden tener consecuencias irreversibles. Además, estas caídas pueden tender a otros problemas físicos derivados.

Qué modificar en el hogar para una persona mayor

Ahora sí, entramos de lleno en cómo adaptar la vivienda para hacerla más segura. Los siguientes consejos son de todo tipo; accesos a mejorar, muebles a retirar o modificar y aparatos que acercar al inquilino.

1. Accesos, pasillos y escaleras

Los pasillos, accesos y escaleras, las zonas por donde más se va a mover esta persona de movilidad reducida, son susceptibles de accidentes. Si es posible, automatizar la apertura de puertas con sistemas de proximidad facilita mucho el tránsito. Al ser algo sumamente complicado y, en ocasiones irrealizable, tenemos más propuestas. Dejar un margen mínimo de 80 centímetros en los marcos de las puertas para facilitar el acceso. Además, esta medida es óptima para la anchura del propio pasillo, ya que así facilitamos mucho el tráfico por el mismo permitiendo instalar elementos de seguridad.

En cuanto a los pomos de las puertas, evitar que sean redondos o con picaporte, ya que propician enganchones. Al hablar de escaleras, lo ideal es poder instalar un elevador que evite tener que subir manualmente los escalones. Si no es posible, cerciorarse de que las medidas de cada escalón es suficiente para el pie del anciano, así como añadir una barandilla que esté bien fija y de seguridad al subir y bajar.

2. Cuarto de baño

El aseo, para cualquier persona es algo necesario y en lo que hay que invertir tiempo, pero para una persona mayor es primordial. Más de la mitad de los accidentes de caídas de ancianos tienen lugar entre estas cuatro paredes. Es por eso que, cuidar la seguridad en esta instancia, se antoja necesario. Como consejo más general, contar con un deshumidificador para que el riesgo de resbalar con las zonas húmedas se minimice.

Si hay una bañera tradicional, sustituirla por una ducha, ya que su acceso es mucho más seguro al no tener que hacer movimientos tan peligrosos. Colocar toallas fuera y alfombrillas antideslizantes dentro para evitar resbalones. Si es posible, instalar un asiento y una barra de seguridad en la pared para que todo el proceso cuente con puntos de apoyo firmes y seguros.

Que el lavabo esté a una altura óptima para el que la va a usar también es un aspecto importante. Al no tener que forzar movimientos porque esté demasiado alta o demasiado baja aseguramos en cierta medida la ausencia de accidentes. Respecto a esto, tener los productos de higiene cotidianos a alturas razonables por la misma razón. Tener también los armarios y cajones bien ordenados para evitar pasar más tiempo del necesario manipulando botes y recipientes.

3. Cocina

La cocina es otro sitio a tener en cuenta, ya que en ella se manipulan utensilios que pueden resultar peligrosos. Por esto, cosas como organizar la cubertería y otros utensilios de forma concreta para evitar que la persona mayor tenga que trastear con ella es fundamental. Además, iluminar perfectamente todas las zonas de baja visibilidad donde esto pueda resultar un problema.

Que los armarios estén bien fijos y cuenten con puertas correderas. Los muebles, si tienen esquinas redondeadas en vez de puntas, pueden prevenir cortes y heridas. Por último, tener electrodomésticos simples que faciliten la labor de cocinar, como un microondas o una vitrocerámica de inducción.

4. Dormitorio

Si es un piso, no hay mayor problema en este punto. Sin embargo, si es una casa con más de una planta, quizá haya habitaciones importantes que estén lejos entre sí. Para facilitar la vida normal, lo óptimo es que la habitación donde descanse el mayor esté en la planta de abajo. Y, si está cerca del cuarto de baño, le facilitará mucho más el recorrido en caso de necesidad.

La cama (tanto en altura como en ergonomía) debe adaptarse a su ocupante. Si la movilidad es muy reducida y es necesario estar muchas horas en la cama, una cama eléctrica que facilite su uso es buena opción. Además, un buen colchón y una buena almohada puede hacer que el descanso sea mucho más efectivo.

5. Sala de estar

Junto al dormitorio, es otra habitación donde más tiempo pasa cualquier persona. Siguiendo las recomendaciones anteriores, hay que cuidar sillas y sofá para que estén a alturas adecuadas y seguras para sentarse, así como su comodidad. En cuanto a los aparatos cotidianos (teléfono, mando de televisión, etc), hay que asegurarse de que tengan botones grandes para facilitar su uso.

Además, y como consejo general para todas las estancias, cuidar la organización de los objetos en los muebles. También, asegurarse de que las alfombras estén bien fijas y las puntas del mobiliario no acabe en puntas muy pronunciadas.

Si te han interesado estos tips, háznoslo saber. Comenta en nuestras redes sociales y comparte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *