alquiler con opción a compra

El alquiler con opción a compra es una modalidad cada vez más elegida por vendedores y compradores de inmuebles. Aunque se aplica sobre todo a viviendas, también existen locales comerciales que ofrecen esta posibilidad. En el amplio catálogo de Inmobiliaria Casablanca contamos con una selección de inmuebles que presentan esta posibilidad. Por ello, te contamos en nuestro blog qué es el alquiler con opción a compra y sus ventajas e inconvenientes.

 

Qué es el alquiler con opción a compra

El alquiler con opción a compra de un inmueble es una opción que ha ganado en popularidad en los últimos años. Consiste en un contrato mixto o doble en el que uno de ellos es un contrato de compraventa y el otro un contrato de alquiler. El primero en ejecutarse es el alquiler por un tiempo determinado. Cuando este concluye, el arrendatario tiene derecho a comprarla, aunque no tiene la obligación de hacerlo. Si decide efectuar la compra, al precio pactado en el contrato se debe descontar la cuantía que ya ha pagado en forma de alquiler al arrendador/vendedor del inmueble.

Principales ventajas de alquilar con opción a compra

Para el posible comprador, una de las principales ventajas del alquiler con opción a compra es comprobar cómo es disponer de ese inmueble. A nivel de usuario esto le permite conocer la realidad del inmueble, si presenta inconvenientes de uso o si es o no tal  y como pensaba. Y, en el caso de una primera vivienda, incluso conocer cómo es el vecindario y si se siente cómodo en él.

 

A nivel monetario y fiscal, la compra está asegurada por un precio determinado si así lo desea. No importa si las fluctuaciones del mercado elevan el precio en la zona. Además, puede adquirirla en cualquier momento del alquiler, no es preciso llegar al final del plazo para hacerlo.

 

Para el propietario, el alquiler con opción a compra le permite obtener dinero por su inmueble desde ya sin renunciar a su posterior venta. Además, se suele recibir una prima inicial que es un buen seguro ante un posible impago. También cabe destacar que en caso de que el inquilino decida no realizar la compra, la prima inicial se la queda el vendedor.  Este sigue teniendo derecho a beneficios fiscales por el alquiler de su vivienda.

Inconvenientes de un inmueble alquilado con opción a compra

Como todo en esta vida, el alquiler con opción a compra no solo presenta ventajas, también algunos inconvenientes. Es importante conocerlos para valorar si es la opción adecuada para ti o no.

 

En el caso del propietario del inmueble, si el inquilino termina por renunciar a la compra, habrá perdido un tiempo importante sin haberse deshecho de ella, aunque haya percibido un alquiler por ello. Tampoco podrá vender la vivienda por un precio superior a lo estipulado en el contrato de alquiler con opción a venta. Ni aceptar una oferta superior de un tercero durante el tiempo que el inmueble permanece alquilado.

 

El principal inconveniente para el inquilino es que, si decide no comprar, perderá el importe de la prima abonada al firmar el contrato de alquiler con opción a compra. Además, a nivel fiscal la carga es importante. Debe  liquidar el impuesto por ITP en el plazo máximo de 30 días desde la firma del contrato. Aunque si no lo hace subsidiariamente recae sobre el arrendador. Asimismo, debe abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

 

Puedes valorar esta opción teniendo en cuenta las ventajas y desventajas que te reporta el alquiler con opción a compra tanto para el propietario como el comprador. Consúltanos ya seas vendedor o comprador si te interesa esta modalidad contractual.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *