Calcular la capacidad financiera al realizar operaciones importantes es esencial para no cometer errores que nos puedan comprometer. En este caso, vamos a aprender a analizar la situación financiera de una persona para saber su capacidad de crédito hipotecario.

Mediante algunos indicadores y una sencilla operación matemática, tendremos datos aproximados de la cantidad de ingresos que un particular puede destinar en una operación hipotecaria sin ver comprometida o en peligro su economía.

credito hipotecario hipoteca

Los factores del crédito hipotecario

Para analizar esta capacidad crediticia, existen varios factores que afectan directamente. Os dejamos, a continuación, los que más influyen. Como veréis, son los elementos que intervienen en la operación.

De esta manera, conseguiremos que nuestra capacidad de endeudamiento para conseguir una hipoteca, se ajuste a una situación ventajosa.

Recursos económicos

Lo primero, saber exactamente cuánto ganas y cuáles son los gastos fijos con los que cuentas. Este es el primer margen que te va a acercar o alejar de un crédito bancario. Este ejercicio es importante hacerlo al margen de la petición de un crédito. Conocer la situación financiera personal es útil también para ajustar presupuestos o destinar fondos a nuevas inversiones.

Además, hay que tener en cuenta que los bancos revisan si existen deudas activas o inactivas para decidir tanto si se concede la hipoteca, como cuánto crédito se destina a la misma.

Capacidad de endeudamiento

La capacidad de endeudamiento es la cantidad de capital que se puede invertir, en este caso, en un inmueble a través de un crédito hipotecario, sin comprometer o hacer peligrar la economía personal del que lo pide.

Se realiza sobre la renta disponible, por lo que se tendrán en cuenta las deudas activas y similares. Normalmente, se calcula según los ingresos anuales a los que se le aplica una sencilla operación.

Se considera como aceptable el endeudamiento de entre el 30% y el 40% de la renta disponible de una persona. Decimos disponible porque debemos descontar los gastos fijos que esa persona tenga en su día a día.

La fórmula

Así pues, si aceptamos un nivel de endeudamiento límite del 35%, para calcular esta capacidad haríamos la siguiente operación: 0,35*X (siendo X el importe neto de los beneficios) – pagos anuales que realizas por otras deudas, préstamos o gastos fijos que tengas.

Para poner un ejemplo práctico, vamos a ver el caso de una persona que gana 1000 euros mensuales. Si no tiene otras deudas ni gastos fijos, podemos calcular fácilmente su capacidad de endeudamiento para pedir un crédito hipotecario.

El 35% de 1000€ son 350€. Si esta persona quiere realizar una inversión comprando inmuebles, la máxima cantidad que se le recomendaría invertir para no ver comprometida su economía son 350 euros al mes. Esto se puede dar en un solo inmueble o varios, lo importante es que el total no exceda esta cifra. Según algunos teóricos, podemos ampliar hasta el 40%, por lo que en este supuesto la capacidad se ampliaría a 400€.

Garantía

Para realizar compras (o inversiones) de este tipo, los bancos piden garantías. En la compra de un inmueble, la garantía sería, normalmente, el propio inmueble. Así, en caso de impago, el banco se protege para no perder dinero en la inversión que ha hecho al conceder el crédito.

A este respecto, también es interesante conocer que los bancos pueden investigar la situación de la casa, si tiene todos los papeles en regla o existe algún problema. Y no solo respecto a la casa, sino si la persona que ha pedido el crédito está al corriente de todas sus obligaciones e, incluso, si goza de buena salud. De hecho, hasta puede revisar si la persona que pide la hipoteca está en alguna lista de morosos.

Mediante esta fórmula, podemos hacernos una idea como usuarios de cuánto podemos destinar a la compra de una casa. El conocimiento de los factores que influyen en esta operación es muy importante para el desarrollo de la economía personal.

Si queréis más publicaciones de este tipo, hacédnoslo saber a través de comentarios, ya sea aquí o en nuestras redes sociales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *