A punto de entrar en la segunda ola de calor de este verano, es más que necesario conocer algunos consejos y hábitos para mantener la casa lo más fresquita posible y sobretodo, sin tener que pagar de más en la factura de la luz.

Estabiliza la temperatura interior

👉🏼 Baja las persianas en las horas de máximo calor: Entre las 12 de la mañana y las 7 de la tarde procura mantener las persianas bajadas o, en caso de que tu casa tenga contraventanas, mantenerlas cerradas. Con este sencillo gesto, conseguiremos rebajar la temperatura hasta 6 grados. Y, si estás con el cambio de casa, o de diseño, elige las ventanas con lamas de aluminio con aislante incorporado.

👉🏼 Ventila bien: al amanecer y al anochecer para que entre el aire nuevo y salga el aire recalentado. Crea corrientes de aire si tu casa da a dos fachadas y elige visillos finos para dejar pasar el aire sin perder intimidad. Además, si riegas al anochecer la terraza, balcón o patio conseguirás una sensación fresquita ya que en el suelo se acumula el calor.

Consumo racional del aire

Si tu vivienda es muy calurosa, lo más probable es que tengas aire acondicionado. Aprende a usarlo de forma eficaz y responsable para que tu bolsillo no sufra. Elige modelos con alta eficiencia energética, mantén los filtros limpios y la temperatura en 25º C; con cada grado de menos, aumenta la factura un 8%.

 

 

Otra gran opción son los ventiladores, los mejores los de techo. Fija las aspas para que giren hacia la izquierda y tiren el aire caliente hacia el techo. Elegir esta opción nos aporta numerosas ventajas.

👉🏼 Poco coste: los ventiladores suelen ser muy económicos, independientemente del modelo y las dimensiones.

👉🏼 Bajo consumo: los expertos calculan que consumen entre 20W y 60W normalmente, dependiendo de la velocidad. Mucho menos que los aires acondicionados.

👉🏼 Más saludable: esos no provocan sequedad de garganta, ni de ojos, ni tampoco resfriados debido a corrientes de aire excesivamente frías.

👉🏼 Silenciosos: son relajantes y silenciosos. Su ruido es casi inapreciable y su movimiento produce una sensación de relax.

Refresca tu hogar con decoración muy bien pensada

La decoración te ayudará a refrescar los espacios. Con pequeños cambios podremos conseguir grandes efectos. Por ejemplo sustituye las alfombras de lana por las de fibra natural, despídete de las mantas, terciopelos y franela y, para dormir, elige sábanas de algodón o seda.

Opta por colores como el blanco o beige, cuanto más claro, menos atraerá luz y, por tanto, menos calor dará. Equiparar tu casa con plantas de interior, es una genial ideal ya que regulan la temperatura y transmiten frescor.

Tips extra de ahorro energético

  1. Usa bombillas incandescentes. Estas gastan un 90% de su energía en el calor que emiten. La opción perfecta son las luces LED.
  2. Desenchufa todos los electrodoméstico y aparatos tecnológicos que no estén en uso. El estado stand-by además de aumentarnos nuestra factura, desprenden calor.
  3. Si quieres optimizar el uso del aire acondicionado, coloca delante del ventilador un recipiente con hielo y sal gruesa. Así lograrás que el aire que pase alrededor se enfríe inmediatamente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *